Borrar

¡A contar! y el trabajo por proyectos

Seguro que muchos de los docentes que estáis usando ¡A contar! lo hacéis conjugándolo con la metodología del trabajo por proyectos. En esta entrada voy a dar unas pinceladas acerca de esta forma de trabajar, ya que es ideal para combinar con el uso de nuestro proyecto de matemáticas. Después, os contaré cómo encuadrar dentro de esta metodología las actividades que os proponemos para que, como siempre os recomendamos, podáis hacer en pequeños grupos la mayor parte de ellas.

 

¿Qué es trabajar por proyectos?

 

  • En los proyectos de trabajo, el alumnado propone un tema, de manera directa o indirecta, sobre el que le gustaría aprender. El docente detecta lo que saben y lo que quieren saber y elabora una programación basándose en ello en la que integra los objetivos y contenidos del currículo de la etapa.

  • A veces no es posible que la elección del tema del proyecto la lleve a cabo el alumnado porque se necesita una preparación previa de la programación, por lo que es el docente el que elige temas altamente motivadores. Estos temas suelen venir determinados por el contexto del centro, acontecimientos relevantes de la vida del aula o del centro o intereses propios del alumnado de una determinada edad.

  • Los proyectos de trabajo suelen desarrollarse durante un periodo largo de tiempo (dos meses o incluso un trimestre), pero también pueden realizarse «pequeños proyectos» compatibles con otras metodologías y en un periodo de tiempo más breve.

  • Una vez elegido el tema, los proyectos de trabajo se desarrollan en 3 fases:

1. ¿Qué sabemos y qué queremos saber?

Los alumnos y alumnas ponen en común sus conocimientos previos sobre el tema elegido, así como todo aquello que les gustaría aprender. Se anotan ambas cosas, bien de forma colectiva o individual.

 

De esta fase surgirá la programación. Es importante que la mayoría de las actividades programadas giren en torno al proyecto y sea este el que guíe el aprendizaje durante las siguientes semanas, impregnando los diferentes momentos y espacios del aula. Los objetivos y contenidos propuestos por el currículo correspondientes a este momento del curso se trabajarán contextualizados con el proyecto siempre que sea posible.

En la siguiente imagen podéis ver una actividad de enumeración como la que proponemos en ¡A contar! para 4 años contextualizada en la alimentación de los camaleones, que era el proyecto que estábamos desarrollando en ese momento.

 


 

2. Investigación y aprendizaje sobre el tema del proyecto

En este momento, el alumnado, con ayuda de sus familias, buscará y aportará información y materiales sobre el tema a trabajar y lo compartirá con sus compañeras y compañeros y con los docentes.

 
 

 

Por otro lado, iremos desarrollando actividades que permitan aprender más sobre el tema del proyecto y adquirir las capacidades correspondientes al nivel del grupo. Estas se pueden llevar a cabo en gran grupo, pequeño grupo o individualmente. Podemos trabajar todos a la vez o compatibilizar el proyecto de trabajo con el trabajo por rincones, distribuyendo las actividades programadas en los distintos rincones del aula. En entradas anteriores podéis leer cómo trabajar por rincones o realizar las actividades en equipos rotatorios.


3. ¿Qué hemos aprendido?

Esta fase corresponde al final del proyecto. En ella ponemos en común y anotamos, colectiva o individualmente, lo que hemos aprendido a lo largo de su desarrollo.

¿Cómo podemos realizar las actividades de ¡A contar! trabajando por proyectos?

A continuación, os propongo algunas claves para incluir actividades de ¡A contar! en una dinámica de aula en la que se trabaja por proyectos:

  • Podéis narrar los cuentos que sirven como punto de partida a las actividades en el horario en el que habitualmente realizáis esta actividad en vuestra aula.

  • En la asamblea de la mañana podéis desarrollar las propuestas de gran grupo: explicaciones de juegos, primeras versiones colectivas de juegos de tablero, dominó y Tetris. En este momento se pueden llevar a cabo también algunas variantes del juego Mapas del tesoro interesantes para realizar con todo el grupo.

  • Una vez que sepan jugar al dominó y a los juegos de tablero y tipo Tetris, conviene que se realicen en pequeño grupo. Si trabajáis vuestros proyectos por rincones, el alumnado puede desarrollar esas actividades en el Rincón de lógica-matemática. Igualmente, pueden trabajarse en ese espacio las actividades de enumeración, seriación, tiendas, número ordinal y cardinal y las versiones de pequeño grupo e individuales de los Mapas del tesoro. Si no trabajáis por rincones, podéis realizarlas en equipos rotatorios o en un taller de matemáticas.

  • Las actividades individuales que se completan en el cuaderno (pistas coloreadas, dominó, juegos tipo Tetris individual, tangram) también pueden realizarse en el Rincón de lógica-matemática si trabajáis por rincones o bien en el tiempo y espacio en el que llevéis a cabo habitualmente las actividades individuales del proyecto.

 

 

  • Os aconsejo desarrollar el taller de problemas con la mitad del grupo-clase. Podéis aprovechar un desdoble con alguna especialidad, hacerlo por las tardes o en otra franja del horario en la cual una mitad de la clase realice el taller y la otra mitad una actividad que puedan llevar a cabo de forma autónoma sin necesidad de vuestra supervisión. Un día a la semana podéis trabajar el taller con un grupo y la semana hacerlo con el otro. También podéis realizarlo en dos días de la misma semana.

  • El juego del bingo está planteado para jugar con todo el grupo, por lo que se puede desarrollar en los momentos del horario en los que trabajéis habitualmente con este tipo de agrupamiento.

Para terminar, como siempre, os invitamos a que nos contéis vuestra experiencia con las actividades de ¡A contar! en vuestras aulas y así descubrir entre todos nuevas posibilidades.

Exclusivo para profesores usuarios de Santillana
Programa de fidelización exclusivo para profesores usuarios de nuestros materiales
x