Borrar

Pistas coloreadas con las alumnas y los alumnos de 4 años

En esta entrada voy a contaros con detalle cómo hago yo la actividad Pistas coloreadas y os enseñaré los resultados de alumnos y alumnas de 4 años. Ya sabéis que en las páginas 62 a 64 de la guía tenéis mucha información sobre la actividad.

La primera conclusión que saqué cuando empecé a jugar a las Pistas coloreadas es que para los niños y las niñas es un juego divertidísimo. Les encantaba tirar el dado e ir coloreando casillas hasta llegar a la meta. Lo interpretaban como una carrera y estaban deseando volver a tirar para ver qué les salía, si ya ganaban o no, si obtenían más o menos puntuación que los demás, etc. A la edad de 4 años, los juegos con dado les encantan, seguramente por la emoción de ver qué número se obtiene en algo tan aleatorio como tirar un dado.

Cuando yo comencé con este tipo de actividades, todavía no existía ¡A contar!, por lo que hice el tablero en una hoja a modo de carretera y coloqué un coche de carreras en la salida y una línea de meta. Dejé debajo de la pista un espacio en blanco para anotar las tiradas.

 

 

La recta numérica del 1 al 9 la hice a mano en unas tiras de papel y cada alumna o alumno la tenía sobre la mesa al jugar la partida. En ¡A contar!, la recta numérica del 1 al 15 la encontraréis al final del cuaderno del primer trimestre de cada niño o niña. Os recomendamos que se la peguéis en la mesa con plástico adhesivo de tal forma que la tengan presente para todas las actividades matemáticas que impliquen conteo y lectoescritura de números.

 

 Como ya sabéis, la actividad consiste en tirar el dado, colorear la cantidad de casillas que ha salido en el resultado y, después, anotar el número correspondiente. Es importante hacer hincapié en que el alumnado coloree cada tirada de un color distinto a la anterior para poder distinguirlas al final de la partida.

 
 

En cuanto a la organización y al agrupamiento, yo realicé la actividad en el tiempo de juego por equipos. De esta forma, cada día de la semana jugaba un equipo de entre 4 y 6 niños y niñas y yo me podía sentar con ellos un rato a enseñarles cómo se jugaba y hacerles preguntas durante la partida.

 

En la primera partida de cada equipo, que era a principio de curso, jugábamos como se sugiere en la guía: establecíamos turnos y el alumnado iba tirando individualmente, coloreando y anotando sus tiradas en la hoja. De esta forma podíamos ver quién iba ganando, cuántas casillas le quedaba a cada uno para llegar a la meta, cuándo debía sacar un niño o una niña para terminar su carrera, etc. Es importante hacer estas preguntas mientras juegan para afianzar el conteo, la correspondencia entre los números y la cantidad de casillas, y para favorecer situaciones en las que deban emplear los números para anticipar el resultado del juego. Además, en las primeras partidas suelen olvidar anotar el número obtenido en algunas tiradas a pesar de haber coloreado las casillas.

En el cuento Gorrioncito (segundo cuento de 4 años), las pistas coloreadas solo tienen 10 casillas para que podáis jugar de este modo sin que la partida se alargue demasiado.

En partidas posteriores, los miembros del equipo jugaban a la vez, cada uno con su dado, tiraban e iban coloreando las casillas y escribiendo los números. Aunque ya no me sentaba con ellos y no necesitaba estar tan pendiente, sí programaba actividades para el resto de los equipos que requiriesen menos mi presencia. De este modo, podía hacerles preguntas para guiar el conteo de puntos del dado o de casillas, si hacía falta, o la escritura de números. Como de esta forma la partida dura menos, en los cuentos Valentina la costurera y El gallito de la cresta de oro (cuentos 4 y 7 de 4 años) las pistas coloreadas tienen 15 casillas.

Seguramente ya habréis terminado con las actividades de los cuentos 2 y 4 y solo os queden las pistas coloreadas del cuento 7. Como habréis observado, durante las primeras partidas los alumnos y alumnas tenían que contar los puntos del dado para saber qué número habían obtenido y es posible que algunos cometieran errores al hacerlo o al contar posteriormente las casillas. Esto es normal al comenzar el curso, pero seguro que cuando lleguéis a El gallito de la cresta de oro el conteo estará mucho más afianzado y solo algunos niños o niñas cometerán errores en las cantidades más altas (5 o 6). Además, la mayoría de ellos serán capaces de identificar la cantidad obtenida en el dado sin contar los puntos.

Respecto a la escritura de los números, es muy frecuente que, aunque sea correcta en cuanto al trazo, se realice en espejo durante todo el curso. En las primeras partidas las alumnas y los alumnos suelen realizar correctamente los trazos de los números del 1 al 3, aunque en ocasiones lo hagan al revés. Hacia final de curso, con ayuda de la recta numérica, suelen ser capaces de hacer también los números 4, 5 y 6, si bien es frecuente que, a pesar de que los niños y niñas de 4 años los conozcan y cuenten bien dichas cantidades, no los tracen de forma convencional hasta los 5 años. En las siguientes imágenes podéis ver algunos ejemplos de partidas de mis alumnos y alumnas de 4 años a finales de septiembre y de otros que han jugado con las pistas coloreadas del cuento Valentina la costurera.

Como os comentamos en la página 64 de la guía, debéis corregir dicha escritura de forma coherente con las correcciones que hagáis de forma general en toda la lectoescritura.

Y, para terminar, como siempre os animamos a que compartáis vuestra experiencia con las pistas coloreadas.

Exclusivo para profesores usuarios de Santillana
Programa de fidelización exclusivo para profesores usuarios de nuestros materiales
x